TIEMPO

Secretos de cómo emprender mientras trabajo

Quiero emprender pero no sé cómo hacerlo.

Hace poco charlaba con mis compañeros de trabajo sobre negocios y uno de ellos me preguntó que cómo había empezado mis emprendimientos y cómo le hacía para administrarlos.
Le contesté que desde hace 10 años que fundé mi primer empresa la mayoría de las cosas las hice sin tener una experiencia previa o un manual de emprendedor. No sabía cómo hacer un presupuesto, cómo contratar empleados, cómo hacer un contrato y cómo enviar una carta de cotización, pero que simplemente comencé a hacerlo.

Te quiero compartir mis Secretos de cómo emprender mientras trabajo:

1.- Administración del tiempo.- Si tienes un empleo en el que te pasas de 5 a 10 horas al día no te preocupes, también tú puedes emprender y para hacerlo se tiene que tener una muy buena administración del tiempo. Esto se logra con trucos para hacer el trabajo más rápido y sencillo para que tengas la oportunidad de emprender. Algunos tips de administración del tiempo los puedes encontrar en libros de Gestión de Tiempo (GTD), en el blog de Berto Pena (www.thinkwasabi.com) y seguir los consejos del master Tim Ferris en su libro The 4 Hour Workweek. El secreto aquí es hacer lo más rápido, sencillo y de excelente calidad tu trabajo para que tengas el tiempo suficiente de dedicarle un espacio a tu idea de negocio o bien para adminístralo en caso de que ya lo tengas. Las consecuencias de hacer tu trabajo de mejor calidad y en un menor tiempo pueden llevarte incluso a un aumento salarial o cambio de puesto.

2.- Plan de Negocios.- Un plan de negocios es tu mapa, tu GPS entre lo que estás pensando y lo que debes de hacer. La vieja escuela te va a pedir un plan de negocios de 300 páginas y la nueva escuela te va a pedir utilizar el método de Learn Start Up de Erik Ries. Cualquiera que sea el método que elijas será mejor que no tener nada. Un plan de negocios debe incluir siempre tu producto y/o servicio, tus canales de ventas y distribución, tu cliente objetivo, tu diferenciador y tu análisis financiero. Que tus ideas no queden en solo pensamientos, hay que plasmarlos en un plan y hacer las cuentas. Recuerda que el papel todo aguanta y todo es bello. Así que no seas tan confiado.

3.- Ten Aliados / Socios.- Debido a que la mayor parte del tiempo la pasamos en el trabajo, lo que necesitamos es a alguien que opere, alguien que sea las manos y que sea el responsable de realizar lo que nosotros estamos ideando, así que si tienes a alguien de tu entera confianza, invítalo a participar en tu proyecto, no tengas miedo de compartir tus sueños con alguien más, ya que se puede convertir en tu próximo Director de Operaciones y tu mejor socio. Si no cuentas con alguien de confianza o no se cuenta con la capacidad económica, tu plan de negocios debe entonces considerar que tú estarás operando el emprendimiento y por tal motivo debes recibir un sueldo. Toma en cuenta que si decides operarlo por ti mismo, el crecimiento o despegue del negocio puede ser lento y que al final del día estés cansado y doblemente estresado.

4.- Financiamiento.- Pedir prestado a un banco o a un tercero puede ser costosísimo para el emprendedor novato, lo que te recomiendo es que mientras estás planeando tu empresa, comiences a ahorrar y que sea tu ahorro el combustible para iniciar el emprendimiento. ¿Cuánto tienes qué ahorrar? Lo más que puedas. Si tu plan de vida es generar empleos, ser dueño de tu empresa y vivir de ella por el resto de tu vida, ¿vale la pena un pequeño sacrificio? Puedes destinar una parte de tu fondo de ahorro, aguinaldo, vacaciones u otras prestaciones (utilidades, bonos productivos, bonos de desempeño, aumentos salariales, etc.) para destinarlos a una cuenta exclusiva para tu empresa. Con eso puedes arrancar y más adelante ya con el negocio en marcha comenzar a solicitar financiamiento. A las personas y empresas que se dedican a financiar negocios, les gusta que el emprendedor haya arriesgado su capital, ya que de esa manera el emprendedor demuestra compromiso económico con su idea.
Bancos, familiares y amigos se pueden contar como fuentes de financiamiento, esto también debes colocarlo en tu plan de negocios. Recuerda que una mala planificación puede destruir tu sueño en un par de meses.

5.- Atreverse.- Atrévete a hacerlo. Ya tienes el tiempo, la idea estructurada, tus aliados y algo de dinero, ¿qué te detiene a emprender? El 90% de los emprendimientos pueden llegar a fracasar, pero ¿cuántos han fracasado antes de arrancar?

Con estos Secretos para emprender mientras trabajas no te aseguro el éxito en cada emprendimiento, pero si te garantizo que vas a adquirir una mayor experiencia en cada lanzamiento, en cada aventura empresarial que realices.

Crea empleo, no lo busques.

Actividad Recomendada:
Identifica entre tus amistades o familiares a esa persona que sería tu aliado.